Roban “niños-esculturas” del parque Cri-Cri

Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 10 de octubre.- De nueva cuenta el ayuntamiento que encabeza Cuauhtémoc Blanco fue “víctima” de la inseguridad. En días pasados fueron sustraídas dos estatuas en forma de niños elaborados con material de bronce, del escultor Xerxez Díaz, ubicadas en la fuente del parque Cri-Cri.

La fuente está ubicada en el centro del parque y a su alrededor tres niños observan la estatua del cantautor mexicano de música infantil Francisco Gabilondo Soler conocido como Cri-Cri, quien sostiene un niño sentado en una pierna.

Uno de los trabajadores de Parques y Jardines del ayuntamiento de Cuernavaca contó que el robo ocurrió desde el viernes. Dijo que llegó alrededor de las 7:00 horas y se percató que un niño no estaba por lo que lo reportó con su superior.

Pero el lunes desapareció la estatua de otro niño y el torso de la niña por lo que supuso, el robo se cometió el fin de semana.

El parque permanece abierto todos los días, a cualquier hora y carece de personal de vigilancia por lo que fue fácil para los malhechores cometer el robo.

El ayuntamiento de Cuernavaca ha sido “cliente” de la delincuencia en varias ocasiones, el pasado 18 de junio fue reportado otro robo de camiones de volteo y esculturas arrumbadas en el Rastro Municipal.

Ese día alrededor de las 2:30 horas cuatro personas armadas sometieron y amarraron al velador para sustraer cuatro estatuas de bronce de 1.30 y 1.79 metros de altura que fueron colocadas en octubre de 2010 en Plaza de Armas, pero en febrero de 2016 fueron retiradas tras la remodelación del Centro Histórico.

Días después el organismo descentralizado del sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac) fue robado por dos sujetos que ingresaron durante la madrugada a las instalaciones, desarmaron a la guardia y también la ataron; los delincuentes abrieron un boquete para sacar una caja fuerte y un equipo de cómputo.

Otro robo se registró en el Archivo Municipal donde sustrajeron documentos importantes del archivo, sin que se difundiera el contenido ni relevancia.

El año pasado, la administración del Cuauh sufrió el robo de una pipa que se encontraba en un taller de reparación.